En 2019 ya habrá más plataformas ciudadanas que ciudadanos en Ciempozuelos.

protesta copia

¡No nos mires, mirate!

Según datos de la plataforma ciudadana para el buen seguimiento y control del registro de plataformas ciudadanas en apenas cuatro años y al ritmo actual tocaremos a más de una plataforma ciudadana por habitante en este pueblo. Lo que viene a ser un no parar. El bullicioso panorama político nacional está siendo la mar de fondo que lleva hasta las orillas de nuestro pueblo esta marea organizativa y fundacional que parece que tiende a crecer. Los hipsters son historia. Han llegado los plataformers. La cultura plataformer es una subcultura asociada en mayor medida al movimiento ciudadaner y se caracteriza por una especial y activa sensibilidad hacia todo aquello que tenga que ver con organizarse y buscarse un nombre chachi. Creen sobre todas las cosas en la necesidad de estructurar plataformas para la correcta organización y desarrollo del movimiento ciudadano y en Jordi Évole. Sus detractores los acusan de sufrir el llamado síndrome de Moisés, que les impulsaría a sentir la necesidad insaciable de guiar al resto del rebaño hacia la tierra prometida.

Tanto afán fundacional y constitutivo esta deviniendo en un problema que nadie se esperaba hace apenas unos meses. Empieza a haber escasez de nombres para plataformas y partidos. Las siglas son lo más out del momento mientras que lo más in son las primeras personas del plural. Ganemos, Podemos, Somos, Sabemos, Vamos, Andamos, Subimos, Bajamos, Flipamos. Triunfa el tiempo presente y escasean los tiempos pasados aunque se sabe de unos optimistas que han puesto a su formación Pudimos. También es curioso el caso de Jeronimo Rojas, histórico plataformer local que lleva estructurando la sociedad desde que apenas era un niño y que no se sabe si por adelantarse a los acontecimientos o por acertar en algo por una puñetera vez en la vida ha puesto a su última formación Perdimos.

Tío Willis
Anuncios