Seis heridos en una avalancha electoral en el Ventura

avalancha electoral

Por favor ¿el último?

 

Dicen que incluso el agua puede matarte si bebes demasiada. Ayer pudimos comprobar como algo tan supuestamente saludable como es la democracia puede volverse peligroso si se realiza en exceso. Seis personas resultaron heridas en el colegio Ventura Rodriguez mientras intentaban alcanzar su mesa electoral con el voto en la mano. Los hechos ocurrieron nada más abrir el colegio sus puertas por la mañana y por la tarde justo antes de cerrar lo que indica que el detonante de los incidentes pudo tener que ver con el ansia misma. Estos comicios se habían presentado como un verdadero punto de inflexión, una fecha histórica, y claro, maricón el último. Una hora antes de abrir el colegio ya había cientos de personas haciendo cola y cuando estaban a punto de cerrar seguía habiendo la misma cola. Esta masificación provocó que dentro del colegio se formase un tapón de agárrate y no te menees y que entre empujones, gritos y demás al final muchos vecinos se quedasen sin votar. “Había más gente allí que en la guerra, era imposible llegar a la urna”, relata Pablo Peco, un vecino que fue tratado de una luxación de hombro y codo tras intentar alcanzar la urna entre la gente adoptando una postura de pilates. Otras cinco personas necesitaron asistencia por magulladuras y collejas. También se registraron varios episodios de ansiedad en demócratas de pro que veían como su idea de darse una buena fiesta de la democracia se les escapaba entre los dedos. “Estamos hundidos”, comenta Agustina Maroto, vecina que vota todo lo que puede pero que ayer se quedó con un palmo de narices, “no solo por no haber podido ejercer el articulo veintitrés de la constitución sino por lo que vivimos ayer en el colegio electoral. Menudo cuadro. Yo soy veterinaria y le aseguro que he visto piaras de cerdos hambrientos comportarse con más decoro. Allí se perdió la vergüenza. A mí cuñado le intentó hacer tragar una papeleta un tipo que se había vuelto loco y quería votar donde fuese. Yo no pienso votar más, ya me da igual quién gane, después de lo que vi ayer sé que no hay esperanza para la raza humana”.

Tío Willis
Anuncios