Finalmente no será necesario vender un riñón para acceder a la piscina municipal

a bombaaaa!!!A pesar de que los gestores de la piscina municipal se lo estaban planteando parece ser que por ahora no habrá que desprenderse de ningún órgano vital para poder permitirse comprar la entrada y mojarse el culo un rato en la piscina del pueblo. Yupi. Al menos durante esta temporada los precios se mantendrán en el actual atraco a mano armada. Según la web del ayuntamiento darse un chapuzón cuesta seis pavetes si estás en la franja de edad en la que pagas más por todo. Y eso si no eres un tío mangurrino. De serlo son siete pavos muy ricos. Y el colmo llega si eres un tío mangurrino y te apetece refrescarte en sábado, domingo o festivo. Por señorito ahí te clavan ocho eurazos como ocho soles. Está claro que si eres nuevo en el pueblo o llamas a Cofidis o te sale más barato irte a bañar a la piscina del sitio donde vivías antes, sea donde sea, y así además ves a los colegas. Para los que sí estamos empadronados los seis euripides duelen bastante teniendo en cuenta que nuestra piscina no es el Jardín del Edén. Básicamente allí puedes hacer dos cosas, bañarte o no bañarte. Curtirse al sol también es una opción, es cierto, pero en el pueblo no somos amigos de que nos vea la lorza el vecino. Aparte de algún asiduo al gimnasio y alguna agraciada con la lotería genética quien más quien menos cuando va a la piscina del pueblo se deja puesta la camiseta todo el rato que puede. Ese más y ese menos suele ser directamente proporcional al volumen de la panza de cada uno. Poca gente va a la piscina del pueblo a tomar el sol. Para eso están los patios, jardines, terrazas, azoteas y parcelas. La piscina mola para ir a darse un chapuzón y hacer el idiota dos o tres horas. Una familia con niños quizá si puede plantearse pasar allí el día pero con esos precios seguro que por el mismo o poco más dinero te puedes llevar a la prole a algún sitio menos inhóspito que la piscina.

Nosotros no tenemos ni idea de casi nada y si hubiésemos estudiado más no estaríamos escribiendo sandeces aquí pero creemos que unos precios algo más populares serían un negocio bueno para casi todos. Con una entrada de dos pavos se le daría vidilla a la piscina, iría más gente cada día a darse un baño y echar el rato, el dueño del bar estaría encantado, los currelas de la piscina no verían peligrar su puesto de trabajo y los vecinos podríamos disfrutar más de la piscina municipal sin tener que dejarnos el jornal. Un negocio bueno para casi todos menos al parecer para los que ponen los precios. Sus razones tendrán, no lo dudamos. Toca joderse y meter los pies en un barreño u okupar la piscina de tu cuñao sin ningún sonrojo teniendo quizá como mucho que sufrir alguna andanada de chistes de mariquitas o videos hilarantes de wassap.

Actualización: un chivatazo de nuestro colega el Lute nos ha puesto sobre la pista de que los precios que habiamos sacado de la web del ayuntamiento no son del todo correctos y que la entrada de adulto empadronado en día laborable son cuatro euros y no seis. Bienvenidos sean esos dos euros de diferencia pero nos sigue pareciendo una clavada cuatro pavos por entrar a la piscina.

Tío Willis
Anuncios