Encuentran en Palomero a dos titulcianos que pensaban que seguíamos en fiestas

Una pareja de la Guardia Civil encontró ayer por la tarde en Palomero a una pareja de pendones que, totalmente ausentes de la realidad,  seguían de botellón celebrando nuestras fiestas patronales. Estos dos supervivientes, que resultaron ser vecinos de Titulcia, llevaban una melopea inenarrable según relataron los agentes de la autoridad que los encontraron. Más drogados que Ben Johnson y con la ropa hecha harapos los dos individuos daban saltos bajo los graves que salían del maletero de un Xantia, rodeados de docenas de vasos de cubalitro chafados, cientos de latas de cerveza y botellas vacías y un trillón de colillas.

Al reparar en la presencia de la autoridad los dos titulcianos invitaron a los agentes a unirse a la juerga no sin antes pedirles ansiosamente “un cigarrito, un cigarrito”. Los de verde se negaron a sacar el tabaco y les ordenaron quitar la música y acabar con la fiesta de una vez, lo que provocó que los dos fiesteros se metieran corriendo en el coche y echaran los seguros. Cuando uno de los agentes se disponía a pedir refuerzos su compañero tuvo una brillante idea y sacándose un paquete de Lucky del bolsillo lo arrojó cerca del vehículo. Antes de que el tabaco tocase el suelo ya estaban ambos bayoneros fuera del coche arrastrándose cual Gollum para intentar cogerlo, momento que aprovecharon los agentes para reducirlos. Fueron trasladados al cuartelillo donde finalmente su cuerpo dijo basta y ambos cayeron en un profundo sueño que les duró cuatro días. Según cuentan los testigos lo primero que preguntaron los titulcianos nada más despertar fue “¿a qué hora es el encierro?”.

Tío Willis
Anuncios