Sorprenden a un vegano saliendo de la carnicería de Manolo

La comunidad vegana de Ciempozuelos se ha visto sacudida en los últimos días al trascender que Benito Cino Blanco, presidente de la asociación de veganos del pueblo y autor del libro “Las zanahorias te escuchan”, fue sorprendido la semana pasada saliendo de la carnicería de Manolo. Benito tuvo la mala suerte de toparse de lleno al abandonar  el establecimiento con algunos de sus compañeros de asociación que venían de reiki y quienes lo reconocieron al instante tras ese bigote postizo y esas gafas de esquí. Los veganos no salían de su asombro y sintiendose traicionados conminaron a su presidente a explicarles tanto su presencia en la carnicería como el contenido de la abultada bolsa que le colgaba de una mano. Benito adujo entonces sin ponerse rojo ni nada que su presencia allí se debía exclusivamente a labores de documentación para un estudio que estaba realizando sobre la carne de primera calidad y que lo que llevaba en la bolsa eran muestras que había recogido para analizar más tarde en casa. En un primer momento nadie se tragó tal mentira podrida pero mediante una asamblea extraordinaria celebrada bajo los portales del Dia los veganos decidieron dar un voto de confianza a su presidente siempre y cuando este se aviniese a realizar en su presencia el análisis de las muestras que llevaba en la bolsa. A Benito no le quedó otra que transigir así que dirigió al grupo de veganos hasta su casa y allí se encerraron para estudiar las viandas. Al rato se vio salir a uno de ellos, echarse una carrera hasta un chino y volver con diez barras de pan. Desde entonces nadie ha hecho declaraciones.

Tío Willis
Anuncios