El Gordo caerá en Ciempozuelos y acabará en dos

Eran las diez de la noche del pasado martes cuando un run run empezó a correr por el pueblo provocado por las palabras de Josemi Longa, reputado mentalista local, quien narró en su programa radiofónico “Paparruchas” como esa misma mañana había tenido una visión según la cual el próximo día veintidós de diciembre nuestro pueblo recibirá una lluvia de millones. Josemi contó cómo “después de acabarme las gachas del desayuno y mientras trataba de quitarme un paluego de chistorra de entre las muelas reparé un momento en los restos de las gachas que habían quedado en el fondo de la cazuela.  Esos pegotes de puches llamaban poderosamente mi atención y no podía apartar la vista de ellos. Empecé a ser consciente de que esas sobras querían decirme algo pero no era capaz de ver más allá así que me lié un trujas bien cargado y me lo fumé a caraperro. A la tercera o cuarta calada lo empecé a ver todo más claro y al llegar a la chusta ya había descifrado el significado de esas figuras que formaban los restos de gachas. Lo ponía bien clarito, no sé como me hizo falta un peta para descifrarlo. En los restos de gachas se podía leer perfectamente el presagio de que la lotería iba a tocar en nuestro pueblo el próximo día veintidós y el número agraciado terminará en dos. Ahí lo dejo”.

A pesar de que Josemi Longa es conocido en el pueblo por tener menos credibilidad que un político la codicia colectiva se ha apoderado de buena parte de la población que lleva desde la noche del martes buscando décimos acabados en dos. Si no tenéis el vuestro estàis tardando.

Tío Willis
Anuncios