Desaparece una expedición que se dirigía al nuevo Simply

circozuelos

La ventisquera que ayer por la tarde sumió a nuestro pueblo en el horror y el pavor durante una hora larga sigue deparándonos malas noticias. Esta mañana se conocía que sigue sin haber noticias de la expedición que partió ayer de la esquina de los Galanes camino de las remotas tierras del Simply. El convoy estaba formado por cuatro señoras de mediana edad y cuatro carros de la compra y fue visto por última vez a 40.16 grados latitud norte, – 3.62 grados longitud este, lo que viene a ser para entendernos a la altura del bar del Gogo, por donde vivía el Marina antes de irse a Hong Kong (saludos Miguelín!). La última comunicación que se recibió de la caravana fue un wassap que una de las exploradoras envió a su hijo a las siete de la tarde, hora de inicio aproximado de la ventisquera. El wassap decía: ¿te quedan conchas de Codan o te compro? abrígate si sales que se está levantando un aire que pa qué”.

Las autoridades y los familiares mantienen aún la esperanza de que quizá la expedición, viéndose sorprendida en tierra de nadie por la ventisca, tratase de buscar refugio adentrándose en el inhóspito bosque de Los Pinos. Los equipos de busqueda llevan toda la mañana peinando tan agreste zona con la ayuda de expertos rastreadores del barrio de la Soledad pero hasta el momento no hay ni rastro de las señoras.

No es la primera vez que algún temerario aventurero osa peregrinar hasta tan lejanos parajes para beneficiarse del 2×1 en Yatekomo Yakisoba y termina perdido tratando de volver al pueblo sin más cojones que hacer noche en algún rincón del polígono Los Huertecillos con el único sustento de dos duras madejas de fideos crudos. También se conoce el caso de un vecino que tuvo que ser atendido de urgencia por desfallecimiento crítico tras intentar volver andando con las bolsas de la compra desde el Simply hasta un tercero sin ascensor del número 3 de la calle Peñuelas. Sin ser tan dramática la anécdota más curiosa hasta el momento es la de una vecina de Postas a la que antes de llegar a casa con la compra ya se le habían caducado los yogures.

Tío Willis
Anuncios