¿Hay un superhéroe nuevo en Ciempozuelos?

circozuelosLa paranoia colectiva es el caldo de cultivo ideal para que la imaginación se desate y las ideas más peregrinas cobren forma a falta de nada mejor a lo que agarrarse cuando todo lo demás da vueltas. Nos hemos puesto un poco intensos así de entrada pero es que nos han pasado una maría cojonuda. A lo que íbamos. Quizá llamarlo paranoia colectiva sea exagerado pero últimamente en el pueblo estamos dos peldaños por encima de muy cabreados y solo un peldaño por debajo de con ganas de matar a alguien por el temita de los robos en los coches. Falta un cuarto de hora para que algún malnacido se lleve dos ostias en el mejor de los casos y un intento de linchamiento en el peor de ellos cuando lo pillen con las manos en la masa rompiendo lunas. Según algunos testigos eso ya ha ocurrido un par de veces y el protagonista de tales episodios de justicia vecinal parece salido de esa paranoia colectiva donde la esperanza intenta ganarle terreno al miedo. Joder con la maría.

Algunos lo llaman Capitán Tortón y otros simplemente El Galletas debido a que ese parece ser su modus operandi. Una sola torta con la palma abierta en la jeta o el cogote del malhechor en cuestión con resultado de conmoción y desmayo. Su superpoder es dar ostias como panes. Por lo que respecta a su apariencia poco han podido decir los escasos testigos de sus hazañas pues cuentan que el Capitán Tortón se mueve a la velocidad de una liebre. En los dos robos en los que ha actuado hasta la fecha los testimonios afirman que el superhéroe local apareció de la nada con movimientos felinos y de un par de sopapos tumbó a los hijos de puta que estaban reventando un coche antes de desaparecer de nuevo entre las tinieblas. Lo único que podían recordar los testigos es que el superhéroe era más bien tirando a rechoncho y parecía vestir del Decathlon. Uno de los testigos también afirma que vio como El Galletas volaba por encima de la fachada del Matadero después de dar su merecido a unos cacos pero este testigo no nos parece fiable del todo más que nada porque es el mismo tipo que nos ha pasado la hierba.

Sea como fuere parece ser que o bien el Capitán Tortón es fruto de la rumorología local más imaginativa y alucinógena o realmente hay alguien ahí fuera a quien se le han hinchado los cojones y ha decidido tomarse la justicia por su mano. Casi preferimos que sea lo primero. A pesar de que la figura del Charles Bronson local nos atrae como al que más también sabemos lo suficiente de superhéroes como para advertir que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Mejor dejarle el tema a las fuerzas del orden que para bien y para mal se llaman así por algo.

Pero vamos, que tenemos superhéroe nuevo en el pueblo vecinos! Chúpate esa Gotham!

Tío Willis
Anuncios