El grupo La Unión se encadena a la farola de la plaza para pedir que les dejen tocar en las fiestas

la union

La mañana del pasado sábado la Policía Municipal descubrió encadenados a la farola de la plaza a tres jóvenes y primeramente pensaron que era una nueva protesta del Frente de Liberación del Cerro Castillejo. Sin embargo al acercarse para proceder a su desalojo los agentes comprobaron que no se trataba de jóvenes activistas sino de tres cincuentones canosos y algo calvos ataviados como jovencitos malasañeros. Ante las preguntas de los municipales dos de los puretas permanecieron callados con la cabeza gacha mientras el tercero, que parecía ser su líder, mirando a los agentes fijamente y con una sonrisa blanca nuclear se limitó a decir con voz enigmática “la luna llena sobre Paris ha transformado en hombre a Dennis”. Ahí fue cuando el más mayor de los agentes lo reconoció, o casi. “Coño, tu eres el cantante ese deee…de la Guardia!”. Al escuchar estas palabras la sonrisa profiden desapareció de la cara del líder del grupo quien tras un amago de hacer pucheros empezó a morderse con rabia el puño derecho. Cuando el tipo consiguió recuperar la compostura se puso muy digno otra vez, desenfundó de nuevo su sonrisa de 10.000 euros y les espetó con altanería a los agentes “soy Rafa, de La Unión, y he vendido más de tres millones de discos”. El policía que lo había medio reconocido antes no pareció muy impresionado por el dato y tras arquear las cejas volvió a hablar. “Yo soy Indalecio, de la Soledad, tengo tres millones de problemas y poca paciencia. A comisaría ahora mismo y luego zumbando de aquí”.

De nada sirvieron las quejas histéricas del líder de la banda y los agentes se los llevaron a declarar a comisaría. Una vez allí Rafa dio nuevas muestras de tener algún fusible fundido cuando se negó a declarar si no era en presencia de Joaquín Luqui. Aguantándose la risa los agentes optaron por tomar declaración a los otros dos músicos quienes viendo el percal cantaron a la Traviata. Contaron que todo había sido idea del cantante para protestar por verse un año más fuera del cartel de nuestras fiestas y ya de paso aprovechar el revuelo para súplicar que los dejaran tocar aunque fuese un ratito en el concurso de guisos.  Los músicos confesaron que ellos habían aceptado hacer semejante papelón bajo coacción después de que Rafa los amenazase con sacar un nuevo disco. Prefirieron el vergüenzote antes que otra remezcla del hombre lobo de los cojones. A está situación se había llegado porque Rafa no llevaba muy bien el palpable declive mediático del grupo y en especial tenía un resquemor rayano en la obsesión al ver que había dejado de ser un artista fijo en nuestras fiestas. No hace tanto tiempo La Unión actuaba en el pueblo año sí año no y todos hemos coreado en la plaza “Lobo hombre en Paris” y otros éxitos del grupo como…comooo….mmmm….¿la de “Cuando brille el sol” es suya o de La Guardia?…bueno, es igual, algo corearíamos.  Era tal la frecuencia de sus actuaciones en las fiestas que incluso un año se negaron a tocar, como ya os contamos aquí.  Pues ahora ajo y agua.

Tío Willis

Anuncios