Constructores de la zona se quitan el mono jugando al Monopoly

Constructores, políticos, albañiles y demás individuos del gremio han quedado en reunirse dos veces por semana en un bar del pueblo para echar partidas de Monopoly. Con la crisis del ladrillo y el parón, el personal está que se sube por las paredes. “La verdad es que ayuda. Después de estar años construyendo y trapicheando…